Aviso Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.


Contenido principal

Página 1 de 53

  • 1
  • 2
  • 3

La nueva puerta que Daniel acababa de abrir correspondía a un nuevo ascensor. No era transparente como el que había visto en la sala de funcionamiento de los CAP, pero pudo notar cómo empezaba a ascender a gran velocidad.

Unos segundos después, el ascensor se detuvo suavemente. La puerta se abrió, inundando el interior con la luz de un día soleado. Tras parpadear unas cuantas veces, Daniel pudo comprobar que estaban en una especie de parque lleno de vida, donde los danos paseaban, hacían deporte o simplemente leían sus libros.

Contenido complementario
${loading}