Cabecera:
Inicio > Trabajadores > Trabajadores del Mar > Sanidad Marítima
Guía Sanitaria a Bordo
Sallto al menú de la guíaSallto al contenido de la guía
Contenido:

ALMORRANAS (HEMORROIDES)

Las hemorroides son venas ensanchadas que rodean los últimos 3-5 cm. del recto y su desembocadura, el ano.

Pueden ser externas o internas. Las hemorroides externas se encuentran debajo del esfínter anal (el músculo que cierra el ano), y las hemorroides internas pueden salir a través de éste.

La mayoría de las hemorroides, fundamentalmente las externas, no dan síntomas. Cuando lo hacen es típica la hemorragia de sangre muy roja y el dolor después de defecar, así como el picor. Es característico, sobre todo de las hemorroides externas, que no se pueda mantener limpia la zona anal.

La mayoría de las hemorroides no requieren tratamiento. Raramente se desarrollan serias complicaciones y no tienden a malignización. En todo caso, siempre será necesario:

Si las hemorroides producen síntomas se aconseja realizar baños de agua tibia durante 15 minutos tres veces al día. Si el dolor es intenso, reposo en cama y analgésicos generales, aplicación de compresas frías y pomada antihemorroidal de ruscogenina y trimembutinas (CAJÓN 2, Botiquines A y B), una o dos veces al día.

Si hay hemorroides internas prolapsadas (fuera del ano) se intentará reintroducirlas después de lavarse la zona. Si no se puede, solicitar CONSEJO MÉDICO POR RADIO. En todo caso, deberá ser visto por un médico posteriormente, tanto para el tratamiento definitivo como para excluir cualquier enfermedad grave del intestino.

Imagen de aplicación de compresa fría en hemorroides a paciente

Figura 8-1: Aplicación de compresa fría en hemorroides.

 

Menú Guía: Salto al contenido de la guía Salto a la cabecera