Cabecera:
Inicio > Trabajadores > Trabajadores del Mar > Sanidad Marítima
Guía Sanitaria a Bordo
Sallto al menú de la guíaSallto al contenido de la guía
Contenido:

LESIONES DE CABEZA, CUELLO Y ESPALDA;
TRANSPORTE DEL ACCIDENTADO


Cómo mover y trasladar a un herido con posible FRACTURA DE COLUMNA:

  • Se necesitan cuatro personas al menos.
  • Un rescatador sostiene la cabeza, mientras otros tres colocan sus brazos bajo la cintura de los hombros, caderas y debajo de las piernas para levantar a la víctima en la misma posición en la que se le encontró (ver figura 2-11).

Imagen de accidentado siendo colocado adecuadamente

Figura 2-11.

  • Póngalo sobre un plano liso o duro, almohadillando la nuca y la zona lumbar, y amárrelo con cuatro cinchas (ver figura 2-12).
  • No permita nunca que la cabeza de la víctima deje de estar alineada con el resto de su cuerpo
  • Ver otras alternativas para mover al herido en Capítulo 7.6, INMOVILIZACIONES Y VENDAJES.


Imagen de accidentado colocado adecuadamente para su transporte

Figura 2-12.

Sospeche LESIÓN DE CABEZA si:

  • El nivel de conciencia está disminuido o hay pérdida de conciencia.
  • Salida por la nariz u oídos de sangre o líquido claro.
  • Deformidad del cráneo.
  • Pupilas desiguales (ver figura 2-9).
  • Hematomas (cardenales) alrededor de ojos
    u orejas.
  • Dolor de cabeza con vómitos.
  • Enlentecimiento del pulso y respiración anormal.
Imagen de enfermo con desigualdad de las pupilas

Figura 2-9.

Sospeche LESIÓN DE CUELLO O ESPALDA si:

Qué HACER:

  • Si el herido está inconsciente, siga las instrucciones del Capítulo 1.1, y recuerde abrir las vías respiratorias con la segunda maniobra aconsejada.
  • Controle continuamente el nivel de conciencia.
  • Si el herido está vomitando, colóquele de lado. Hágalo según la siguiente figura:
Imagen del herido siendo colocado de lado

Figura 2-10.

Qué NO HACER:

  • No mueva al paciente de cualquier manera, podría agravar las lesiones (ver figura 2-15).
  • No permita que personas no entrenadas muevan al paciente.
  • No intente cortar la hemorragia o salida de líquido claro por la nariz o por los oídos.
  • No le dé nada por la boca.
Imagen de un paciente siendo transportado de un modo incorrecto

Figura 2-15.

 

Menú Guía: Salto al contenido de la guía Salto a la cabecera