Cabecera:
Inicio > Trabajadores > Trabajadores del Mar > Sanidad Marítima
Guía Sanitaria a Bordo
Sallto al menú de la guíaSallto al contenido de la guía
Contenido:

ENFERMEDADES CONTAGIOSAS

SIDA

SIDA quiere decir Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Es una enfermedad contagiosa que destruye las defensas naturales del cuerpo contra otras infecciones. La enfermedad es causada por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), que se encuentra en la sangre, el flujo vaginal y el semen de las personas infectadas, y que también, aunque en menor cantidad, puede encontrarse en la saliva, en la orina, en las lágrimas y en la leche materna.

La mayoría de la gente infectada con el VIH llega a tener SIDA, pero el período de tiempo entre la infección y la aparición del SIDA varía de una persona a otra. Algunas personas con VIH parecen sanas y se sienten sanas durante un lapso de hasta diez años.

Cómo se contrae el VIH

Cualquier persona con VIH puede transmitirlo a cualquier otra persona mediante el intercambio de líquidos del cuerpo, como semen, líquidos vaginales, sangre o leche materna. Hay tres formas principales de transmisión del VIH de una persona a otra:

Como NO se contrae el VIH


Prevención


  1. Relaciones sexuales más seguras:

    • Cuanto mayor sea el número de personas con las que tenga relaciones sexuales sin protección, más probabilidades habrá de que se encuentre con alguien que tenga VIH y se lo transmita a usted, y más probabilidades habrá de que usted se infecte de otras enfermedades transmitidas por contacto sexual, como gonorrea, herpes, clamidia y hepatitis B, y lo transmita a otra persona. El VIH se puede transmitir más fácilmente si cualquiera de los miembros de la pareja tiene una enfermedad transmitida por contacto sexual que no sea el VIH.
    • Utilice un preservativo para protegerse y para proteger a su pareja.

  2. Drogas, VIH y SIDA:

    • No se inyecte nunca drogas.
    • Si conoce a quien lo hace a pesar de todo, aconséjele usar siempre utensilios (jeringas, agujas, etc.) estériles, y que nunca comparta estos utensilios con ninguna persona, por sana que parezca o por bien que se la conozca. Tirar las agujas y jeringas usadas en el lugar adecuado.

  3. Sangre, VIH y SIDA:

    • En la actualidad, toda la sangre utilizada para transfusiones en España es examinada para verificar que no contenga VIH.
    • En España y en los países desarrollados no se puede contraer VIH cuando se dona sangre porque todos los elementos son estériles y se utilizan una sola vez.
    • En algunos países no se examina la sangre que va a utilizarse en transfusiones. Si usted está en el extranjero y necesita una transfusión, tal vez el médico que le trata pueda conseguir sangre examinada. Evite intervenciones quirúrgicas y trabajos dentales si no son urgentes.
    • Si necesita una inyección, asegúrese de que la persona que la administra usa agujas estériles. Los botiquines de los barcos llevan agujas, jeringas, material de sutura, etc., desechables; así que en caso de duda llévelos consigo a tierra para recibir atención médica.

  4. Primeros auxilios, VIH y SIDA:

    • Evite el contacto con la sangre y otros líquidos del cuerpo. Póngase guantes antes de proporcionar primeros auxilios y antes de limpiar sangre u otros líquidos corporales. Lave o enjuague los guantes antes de quitárselos, quítese los guantes de manera que salgan al revés y échelos en una bolsa de plástico. Lávese las manos u otras superficies del cuerpo inmediatamente si usted ha estado en contacto con sangre u otros líquidos corporales, y después de quitarse los guantes.
    • Asegúrese de no herirse cuando examine una herida o al quitar la ropa a un herido. Tenga cuidado cuando maneje agujas, tijeras u otros utensilios punzantes o cortantes. Cuando sean desechables, guarde estos utensilios en un recipiente resistente y bien identificado. Deshágase de este recipiente en puerto por los procedimientos establecidos por la autoridad portuaria, ¡NO por la borda!
    • Qué hacer en caso de accidente: Haga que la herida sangre libremente, no la chupe. Lave la zona con agua y jabón (si están afectados los ojos, lávelos con abundante agua). No olvide notificar cualquier accidente y solicitar los consejos médicos apropiados.
    • Si se derrama sangre, lávela abundantemente con una solución de lejía para uso doméstico en proporción de 1 a 10, y seque con toallas desechables. Póngase guantes de goma. Si se mancha la ropa, recójala con los guantes de goma puestos y póngala a remojar en agua fría antes de lavarla en el ciclo de agua caliente de la lavadora.
    • Respiración boca a boca: No hay pruebas de que haya riesgo de contraer VIH por la respiración boca a boca, por lo que no se debe dudar en realizar esta clase de asistencia. Si hay sangre en la boca, será necesario limpiarla antes de comenzar la reanimación, que se hará colocando un pañuelo limpio sobre la boca del herido.

 


Menú Guía: Salto al contenido de la guía Salto a la cabecera