Cabecera:
Inicio > Trabajadores > Trabajadores del Mar > Sanidad Marítima
Guía Sanitaria a Bordo
Sallto al menú de la guíaSallto al contenido de la guía
Contenido:

ENFERMEDADES CONTAGIOSAS

Aislamiento

Es la separación de uno o varios tripulantes que padecen una enfermedad contagiosa de los demás miembros de la tripulación, con excepción de la persona que los atiende, en lugar y condiciones adecuados con el fin de evitar la propagación de una infección, hasta que se considere que no es peligroso. Se refiere, pues, a personas enfermas y se realizará hasta que el enfermo no sea contagioso.

El aislamiento puede ser:

  1. Absoluto o estricto. Está dirigido a las enfermedades de mayor capacidad de contagio. El paciente estará confinado en la enfermería o en un camarote reservado para su exclusivo uso en una parte tranquila del barco.

    Si se dispone de utensilios para comer y beber desechables, éstos deberán utilizarse y destruirse después. Si han de emplearse platos y cubiertos del barco, hay que lavarlos y esterilizarlos (mediante ebullición durante 20 minutos) después del uso y guardarlos en el camarote o la enfermería. Nunca deben lavarse con utensilios usados por otros miembros de la tripulación.

    Todas las toallas y ropa de cama deben ser hervidas o desinfectadas. La evacuación de heces y de orina ha de hacerse en cuñas u orinales de cama (CAJÓN 15, Botiquín A). Las personas encargadas de la asistencia deben llevar guantes desechables (CAJÓN 14, Botiquín A) al manipular estos recipientes, teniendo cuidado de que no salpique su contenido. Cuñas y orinales deben hervirse después del uso. En puerto, las heces y orina no deben eliminarse por el retrete, sino desinfectarse y eliminarse en las condiciones que determine la autoridad sanitaria del puerto. Es importante eliminar de manera correcta las jeringas y agujas usadas: volver a colocar el capuchón de la aguja sobre ésta cuando está todavía unida a la jeringa, meter las agujas en un bote de refresco usado y guardar junto a la jeringa en una bolsa de plástico, cerrar ésta herméticamente. Los guantes desechables deben eliminarse de la misma manera.


  2. Respiratorio. Para las enfermedades que se transmiten por esta vía. Se insistirá en que el camarote o enfermería disponga de buena ventilación. Las infecciones respiratorias se propagan por el aire con la nube de gotitas expulsadas mediante la tos o el estornudo, de modo que es aconsejable que estos enfermos se pongan un pañuelo en la boca en cada acceso de tos o estornudo. (ver figura).

    Imagen de enfermo con acceso de tos o estornudo

    Figura 11-1.

  3. Entérico. Para las enfermedades que se transmiten de las heces a la boca (diarrea). El medio más usual de transmisión de estas enfermedades es a través de las manos y los objetos contaminados que éstas tocan (toallas, cubiertos, etc.). Se insistirá en el lavado frecuente tanto de manos (siempre después de ir al retrete) como de los objetos que usan.


  4. De enfermedades transmitidas por vectores (aquellas en las que ciertos animales actúan como vehículos de la infección). se requerirán locales a prueba de ratas e insectos, con telas metálicas en las ventanas, uso de insecticidas, etc.

 


Menú Guía: Salto al contenido de la guía Salto a la cabecera