Cabecera:
Inicio > Trabajadores > Trabajadores del Mar > Sanidad Marítima
Guía Sanitaria a Bordo
Salto al menú de la guíaSallto al contenido de la guía
Contenido:
Usted está en: Inicio> Anexos

NORMAS A SEGUIR ANTE UN ABANDONO DE BARCO

Aun en los peores casos, se requieren un mínimo de 15-30 minutos para que el barco esté totalmente sumergido.

  1. Ponerse la ropa que dé el mayor calor posible (las ropas de lana son mejores aislantes que las de algodón, especialmente si están húmedas), asegurándose de cubrir bien cabeza, cuello, manos y pies.


  2. Traje de inmersión sobre la ropa de abrigo.


  3. Chaleco salvavidas bien asegurado (si el traje no tiene flotación).


  4. Tabletas para la prevención del mareo por movimiento (tomarlas antes de subir a la balsa salvavidas).


  5. Procure beber mucha agua antes de abandonar el barco, nunca bebidas alcohólicas.


  6. Si es posible, evitar totalmente el contacto con el agua (utilizar escalas de gato, cuerdas, redes, etc.; subir a la lancha salvavidas en la misma cubierta).


  7. Si es inevitable saltar al agua, procurar que no sea desde una altura superior a 5 metros; preferible, si es posible, bajar lentamente, evitando el choque repentino con el agua fría. Mantener los codos a los lados tapando la nariz y la boca con una mano mientras se sujeta la muñeca o el codo firmemente con la otra mano.


  8. Una vez en el agua:


    • Tratar de orientarse (localizar el barco, botes o lancha salvavidas, otros supervivientes, objetos flotantes, etc.).


    • No nadar a menos que sea para alcanzar una embarcación cercana, un compañero superviviente o un objeto flotante, y quedarse lo más tranquilo posible en el agua, para no aumentar la pérdida de calor.


    • Flotar con las piernas juntas, codos pegados al cuerpo y brazos cruzados por delante del chaleco salvavidas; si no se dispone de traje de inmersión, postura fetal: piernas juntas flexionadas sobre el pecho por delante del chaleco y brazos sujetándose las piernas. Estas posiciones aminoran la exposición de la superficie corporal al agua fría. En todo caso, mantener cabeza y cuello fuera del agua.


    • Agruparse con una o más personas que flotan.


    • Tratar de subir a un bote, lancha o plataforma flotante lo antes posible con el fin de acortar el tiempo de inmersión.


  9. Mantener una actitud positiva en cuanto a la supervivencia y el rescate.

 

Menú Guía: Salto al contenido de la guía Salto a la cabecera